Frankfurt contra "la agitación política y social"
Redacción, 16/10/2019
Con un delicioso "pastel climático", la apertura de la Feria del Libro de Frankfurt ha mantenido su tono político.

Desde su refundación tras la Segunda Guerra Mundial, la Feria del Libro de Frankfurt se ha consolidado como una defensora incondicional de la democracia, la libertad de expresión y la libertad de publicación en el mundo. En 2019, por supuesto, esto no ha cambiado. Frankfurt llega a su 71ª edición, oponiéndose a la actual "agitación política y social" en el mundo.

Juergen Boos en la apertura de la Feria del Libro de Frankfurt | © Leonardo Neto
Juergen Boos en la apertura de la Feria del Libro de Frankfurt | © Leonardo Neto

"La industria del libro y los medios de comunicación tienen la responsabilidad de analizar, evaluar y cuestionar críticamente los cambios de paradigma que definen el siglo XXI", dijo Juergen Boos, director general de la Feria, en una reunión con periodistas el martes por la mañana. "La industria editorial mundial representa múltiples perspectivas y opiniones, y se debe preservar la diversidad", dijo. "Necesitamos autores que señalen las injusticias, ofrezcan resistencia y asuman riesgos. Y necesitamos editores que se comprometan con su contenido y encuentren los formatos adecuados para ellos", añadió.

En su discurso en la ceremonia de inauguración de la feria anoche, Boos continuó defendiendo las principales banderas de la Feria: "Este año lanzamos el proyecto Create your Revolution. La idea detrás de esto es devolver la cultura a los debates relevantes como un factor clave", explicó. "La cultura es la columna vertebral de las sociedades. Nos permite saber quiénes somos, de dónde venimos, qué narraciones y qué deseos nos impulsan. La cultura es nuestra ancla. Y esto es lo que nos distingue de los nacionalistas", argumentó.

escritora Erika Fatland dio un tirón de orejas a la primera ministra de Noruega durante la ceremonia de apertura da Feria del Libro de Frankfurt | © Leonardo Neto
escritora Erika Fatland dio un tirón de orejas a la primera ministra de Noruega durante la ceremonia de apertura da Feria del Libro de Frankfurt | © Leonardo Neto


Pero lo más destacado de la ceremonia fue el animado, humorístico y no insignificante discurso de la escritora Erika Fatland. Comenzó diciendo que fue una niña solitaria y extraña; y una adolescente aún más solitaria y extraña. "Pero nunca me sentí sola porque tenía libros. Desarrollé una técnica que me permitió caminar por mi casa mientras leía. Puede parecer una broma, pero en mi familia, una típica familia noruega, era como beber aguardiente antes del desayuno", dijo, haciendo reír al público.

Pero el tono suave, e incluso tierno, de su discurso se fue volviendo más serio. Y ella, como no podía ser de otra manera, desde el principal escenario político del mundo libro, decidió dar un paso al frente. "Los dictadores temen la palabra escrita. Es casi estremecedor lo mucho que temen los libros", dijo después de contar la historia de un turista holandés que, de visita en Corea del Norte, dejó un libro ya leído "olvidado" en el asiento de un minibús y fue duramente reprimido por un policía local.

Y después, vino el mayor tirón de orejas de la noche. Con miembros de la familia real y la primera ministra de su propio país sentada en primera fila, Erika dijo: "Incluso en mi propio país, Noruega, que está lejos de ser una dictadura, una producción teatral fue criticada recientemente por la jefa del gobierno porque el contenido era aparentemente problemático para los políticos locales.

Se refería a la edición de una obra de teatro documental de una pequeña compañía de Oslo. El programa presentaba escenas reales del entonces Ministro de Justicia del país con su esposa. No le gustó en absoluto y trató de evitar que el telón se levantara. Y contó con el apoyo de la Primera Ministra Erna Solberg, que estaba sentada en la primera fila.

Los temas tratados en la inauguración estarán en la agenda de la Feria en los próximos días. El viernes, por ejemplo, se celebrará un debate sobre la libertad de expresión y la solidaridad, que reunirá a Ine Marie Eriksen Soreide, ministra de Asuntos Exteriores de Noruega, Jeffiner Clement, de PEN International, y Alexander Skupis, de Börsenverein. Otra mesa mostrará cómo los libreros pueden discutir temas como la libertad de expresión y los derechos humanos en sus tiendas. La conferencia será dirigida por Margit Ketterle (Droemer Knaur), Dieter Dausien (Buchladen) y Philip Husemann (Die Offene Gesellschaft).




Puedes leer este artículo gracias al patronazgo de Bookwire.
[16/10/2019 20:32:48]