«La sola solidaridad no será suficiente para volver a impulsar el sector del libro»
Lorenzo Herrero, 29/04/2020
Entrevistamos a Mirta Bolognesi, cofundadora y gerente de la distribuidora e importadora Arcobaleno Libros

Mirta Bolognesi
Mirta Bolognesi
Retomamos las entrevistas con diversos actores del sector editorial para compartir su experiencia durante este confinamiento y su visión sobre el futuro del sector tras esta crisis. En esta ocasión atacamos un eslabón de la cadena del libro que aún no habíamos tocado, el de la distribución y para ello charlamos con Mirta Bolognesi, cofundadora y gerente de Arcobaleno Libros, distribuidora e importadora especializada en el sector idiomas.

¿Cómo crees que se verá afectado el mercado del libro? ¿Cuáles áreas o compañías sufrirán más?

Como distribuidores, llevamos ya varios años experimentando una progresiva bajada de las ventas a librerías, sobre todo por lo que se refiere a la librerías independientes y/o pequeñas librerías de barrio. Las grandes cadenas parecen estar aguantando algo mejor la situación, tal vez por su mayor poder de negociación con sus proveedores y por contar con mayores/mejores medios por lo que se refiere al mercado online. Las causas a destacar son sobre todo los recortes en educación y la gran competencia de Amazon, con su estilo de negocio muy agresivo por no decir desleal.

Esta era la situación antes de la contingencia COVID-19. Es decir, una situación ya bastante complicada de por sí para nuestro sector. ¿Qué pasará a partir de aquí? El cierre de las librerías físicas ha impulsado muchísimo la venta de libros online. Cuando volvamos a la normalidad, a pesar de que siempre habrá quien prefiera acudir a las librerías físicas, creo que esta tendencia ha llegado para quedarse. La cuestión es a quién irán dirigidas las compras online de los lectores. Me gustaría pensar que los nuevos hábitos que la pandemia nos ha traído puedan, en algún momento, afectar positivamente también a las librerías independientes, una vez estas puedan volver a abrir sus puertas al público. Me refiero a la costumbre adquirida de acudir por nuestras compras – bien sea físicamente u online – a las pequeñas realidades, a esas tiendas de barrio que lo han significado todo (o mucho) en este período. Como todo tiene su lado bueno, si la COVID-19 tiene algo positivo es precisamente el habernos hecho redescubrir las realidades pequeñas, el trabajo “invisible” de tantas categorías (limpiadores, transportistas, cuidadores, y por supuesto los sanitarios) y su enorme importancia. Y quiero creer que esta actitud se hará habito y nos hará discriminar de otra forma, a la hora de dirigir nuestras compras. Así que, si bien es cierto que suelen ser las realidades pequeñas las que siempre se llevan la peor parte en situación de crisis y retroceso económico, espero que esta nueva mentalidad solidaria se traduzca también en impulso para el sector del libro independiente.

Como profesional del libro, ¿qué crees que tú y Arcobaleno Libros podéis hacer para minimizar las pérdidas?

Obviamente, la sola solidaridad no será suficiente para volver a impulsar el sector del libro. Si la vida va a desarrollarse de forma aún más telemática que antes, lo que habrá que hacer es prestar mucha atención al sector, intentando reforzar esa área de negocio. Como distribuidores que somos, eso se traduce en intentar ser más atentos a las necesidades tanto de los clientes libreros como de los lectores. Y más proactivos aún en nuestras acciones comerciales. A decir verdad, ya habíamos emprendido acciones en esa línea: justo en coincidencia con el inicio de la pandemia, nuestra empresa ha lanzado su nueva web para profesionales del libro www.arcobalen.es para agilizar el trabajo de consulta y gestión de pedidos y acelerar el proceso de venta. Queremos que nuestros clientes sean competitivos: si nuestros clientes son competitivos con las grandes realidades de venta online, nuestra empresa se verá también beneficiada. Siempre hemos invertido grandes esfuerzos en intentar ofrecer el mejor y más rápido servicio en todas y cada una de las gestiones y seguiremos en esa línea.

¿Qué crees que significará el coronavirus para el mercado del libro digital?

Igual que un incremento de las ventas online, la nueva vida más telemática posiblemente impulse también el consumo de ebooks. Aunque creo que los lectores no acostumbrados a leer en formato digital seguirán prefiriendo comprar libros en papel, aunque sea por medio de compras online. Tal vez sea poco objetiva en este aspecto, ya que personalmente no tengo ebook y tampoco la situación me ha animado a recurrir al formato digital.

¿Cómo ha afectado el virus a tu vida laboral hasta ahora?

Llevo más de 20 años teletrabajando y en ese aspecto la contingencia coronavirus no ha implicado muchos cambios en mi vida laboral. Vivo en otra comunidad con respecto a nuestra sede social y almacén y solía desplazarme a la oficina dos días a la semana. Así que, a pesar de que las tareas administrativas se hayan multiplicado a raíz del coronavirus, por lo general mi forma de trabajar apenas se ha visto afectada. Eso sí, echo bastante de menos el lado más social de la vida laboral, el contacto con los compañeros, los comentarios sobre la marcha y las risas.

¿Qué libro recomiendas para las personas en cuarentena?

Un libro que he leído recientemente y me encantó tanto como para recomendarlo es El vino del estío (Dandelion Wine) de Ray Bradbury. Y por supuesto cualquier libro de Terry Pratchett, autor que, por su infinito y fantástico sentido del humor, es mi mayor consuelo literario en los momentos no tan alegres de la vida.

Puedes leer este artículo gracias al patronazgo de Scribd.
[29/04/2020 21:44:12]