El sector del libro madrileño reclama la implantación del cheque libro para la compra de libros de texto
Redacción, 30/04/2020
El sector reclama la suspensión inmediata del Acuerdo Marco en el que solo participarian 92 librerías madrileñas

El sector del libro madrileño reclama la suspensión inmediata del Acuerdo Marco para la adquisición de los libros en un comunicado emitido hoy por el Gremio de Librerías de Madrid, la Asociación de pequeñas librerías de Madrid, la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza (ANELE) y la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE).

En la actualidad, para desarrollar la Ley de Gratuidad aprobada por la Asamblea de Madrid, la Consejería de Educación ha implantado un modelo único en el territorio nacional, que es el que el sector del libro solicita suspender. Como explica el comunicado, «según este sistema de licitaciones son los centros los que han de adquirir los libros en las librerías o establecimientos que se encuentren dentro del Acuerdo Marco. Para entrar en él han de cumplir unos requisitos estrictos que, actualmente, solo 92 librerías de un total de 1.000 que existen en la comunidad de Madrid han podido cumplir».

El sector propone el modelo que ya funciona en otras comunidades como Andalucía o Murcia y que se basa en un modelo de cheque libro con el que, cuando es necesario adquirir libros nuevos, las familias beneficiarias acuden a los establecimientos libreros para ello.

En el comunicado el sector defiende que «existen sobradas razones de interés público para suspender de forma inmediata la ejecución del Acuerdo Marco conforme a las propias cláusulas del Pliego al que la Consejería alude para defender su no paralización. Esto serviría no solo para defender a las librerías y permitir a estas seguir ejerciendo una actividad, que tiene un importante carácter cultural, sino también para garantizar que todos estos pequeños negocios puedan continuar, como venían haciendo, con la comercialización y suministro de libros de texto a familias y centros. Todo ello con independencia de las ayudas y sistemas de préstamos que la comunidad considere conveniente implantar»
Con este comunicado, libreros, distribuidores y editores tienden la mano a la Consejería para abrir un diálogo en el que defenderán «el tejido cultural de la comunidad de Madrid cuya supervivencia depende, en buena medida, de este acuerdo».

Puedes leer este artículo gracias al patronazgo de Scribd.
[30/04/2020 16:00:00]