Librerías, distribuidoras, y editoriales chilenas pueden desplazarse
Redacción, 10/06/2020
Las librerías no podrán abrir durante la cuarentena, pero los empleados podrán desplazarse para hacer envíos

El sector del libro chileno se ha visto fuertemente afectado por la crisis sanitaria, por lo que la Cámara Chilena del Libro y otras asociaciones del sector canalizaron ante el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, la CNC en la Mesa Público-Privada creada por el Presidente de la República de Chile una solicitud para que el libro sea considerado como un bien esencial. Como resultado del trabajo conjunto entre las distintas organizaciones del libro y de la Ministra de Cultura, el Ministerio de Economía mediante el Oficio 202000365 contempla que la cadena productiva del libro podrá obtener permisos de desplazamiento, lo que sin duda será de gran ayuda para activar y paliar en parte la situación de la industria del libro y apoyar especialmente a las librerías y pequeñas empresas del sector.

Según consta en el documento, las librerías no son consideradas como comercio esencial, por lo tanto, mientras Chile esté en cuarentena no es posible su funcionamiento y sus trabajadores no pueden optar a permisos de desplazamiento para venta presencial; no obstante, el oficio establece una excepción para que los trabajadores de las librerías puedan ir a trabajar a las instalaciones de almacenamiento, depósito, inspección y/o distribución de bienes, ya que el instructivo no excluye a los libros dentro de los bienes. Asimismo, los libreros podrían hacer despachos online desde bodegas o centros de almacenamiento.

El oficio también contempla recomendaciones para el retiro, pago y entrega de bienes:

– Evitar siempre el contacto físico y mantener distanciamiento social de al menos un metro.

– Al entregar o retirar los paquetes se deben depositar o retirar desde el suelo o desde una superficie que lo facilite, sin ningún contacto físico con los clientes.

– No estará permitido los servicios de instalación de los bienes repartidos al interior del domicilio de los clientes.

– Al finalizar el envío o retiro, lavar las manos con agua y jabón por más de 20 segundos cuando sea posible o en su defecto aplicar alcohol gel.

– Evitar pago con dinero efectivo y siempre que sea posible utilizar formas de pago que eviten el contacto.

Puedes leer este artículo gracias al patronazgo de Scribd.
[10/06/2020 11:15:48]