El sector editorial español creció 2,4 % en 2019
Redacción, 16/09/2020
Sumó su sexto año consecutivo de crecimiento hasta situar su cifra de facturación en 2.420,64 millones de euros

El sector editorial español registró en 2019 su sexto año consecutivo de crecimiento, según el avance del Informe de Comercio Interior del Libro 2019. En el ejercicio previo a la pandemia el sector mejoró sus cifras en 2,4%, hasta los 2.420,64 millones de euros, un porcentaje que mantiene una línea similar a la registrada en los ejercicios anteriores.

«Estas cifras reflejan cómo el sector había ido recuperando desde 2014 el pulso perdido tras la crisis económica de 2008. Ahora nos volvemos a enfrentar a una crisis derivada de una pandemia sanitaria que supuso la paralización de una parte importante de la actividad del sector como consecuencia de las medidas adoptadas para afrontar la crisis sanitaria. Si bien durante el segundo tercio del año se ha producido una recuperación, tendremos que esperar a final de año para ver cuál es el efecto que tiene sobre las ventas del sector» ha señalado Miguel Barrero, presidente de la Federación de Editores de España y de la Asociación de Cámaras del libro de España. «Desde que inició la pandemia hemos reclamado al gobierno y partidos políticos que se unan para desarrollar un pacto por el libro y la lectura que ahora vemos más necesario que nunca con medidas que permitan convertir a España en un país de lectores y además asegurar la supervivencia de la industria cultural más importante del país».

El avance del Informe de Comercio Interior del Libro elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España, con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte muestra que en el año 2019 se vendieron 162,22 millones de ejemplares en papel, 0,8 % más que en 2018 y 12,73 millones de descargas de ejemplares digitales, 1,1 % menos que en el ejercicio anterior. Además, se editaron 82.347 títulos (60.740 en papel y 21.607 en digital), lo que representa un incremento de 8,1 % con respecto al año anterior (6,6 % más en papel y 12,3 % más en formato digital). El precio medio del ejemplar se situó en 14,15 euros en papel y 9,36 euros en formato digital.

Un elemento relevante es que el incremento de la facturación se produjo en todos los subsectores del libro, si bien en el de contenidos educativos (libros de texto no universitarios) el incremento fue ligeramente superior 3,3 %, los géneros literarios crecieron tanto en adulto como en infantil, 1,8 % y 2,9 %. El crecimiento del resto de categorías fue en el caso de los libros de derecho y ciencias económicas (+0,7 %), científico-técnicos y universitarios (+0.8 %), los de ciencias sociales y humanidades (+3,1 %), los libros prácticos (4,1 %), de divulgación general (+1,2 %,), religiosos (+1,8 %), los cómics, tebeos y novelas gráficas (+0,5 %).

Hay que señalar que la facturación se concentra fundamentalmente en empresas de Barcelona (50,4 %) y Madrid (42,9 %) que suman 93,3 % del total. Por tamaño, las empresas muy grandes facturaron 39,4 %, en una línea similar a la de años anteriores el resto de la facturación se la repartieron empresas medianas (24,5 %), grandes (22,6 %) y pequeñas (13,5 %) que mantienen su peso respecto al año pasado.

Las ventas de libros digitales se mantienen

Las ventas de libros digitales se mantienen en las cifras del año 2018 con un ligero incremento de 0,1 %, siguiendo la tendencia ya registrada en años anteriores en los que se ha mantenido la facturación sin grandes cambios. En 2019 alcanzó los 119,13 millones de euros, lo que representa 5 % de la facturación global. En cuanto al número de títulos editados se produjo un incremento de 12,3 % con respecto al 2018. También se incrementó el número de títulos comercializados, que se situó en 182.108, lo cual demuestra que el sector sigue apostando por este formato. La facturación por títulos de ficción alcanzó los 24 millones de euros, un ligero incremento de 0,5 %. También se produjo una subida por las ventas de títulos de literatura infantil y juvenil, con un incremento de 2,2 % hasta alcanzar los 5,83 millones de euros. No obstante, el mayor peso de la facturación de libros digitales sigue estando en los títulos de no ficción (62,85 millones de euros), especialmente los libros y bases de datos de derecho. Las ventas de libros de texto digitales crecieron 1,3 %, hasta los 26 millones de euros

«Tras unos años en los que se produjo un incremento paulatino de la facturación del libro digital se viene observando una ralentización del crecimiento de estos formatos. Esto también se ha producido en otros mercados de nuestro entorno. Habrá que ver si, al final del año se puede ver si se ha producido un efecto confinamiento y si la reducción del IVA del libro digital aprobada en el segundo trimestre tiene algún impacto sobre la facturación. El sector sigue apostando por este formato como demuestra el hecho que año a año sigue incrementándose el catálogo. Sin embargo, la piratería sigue teniendo una repercusión importante, como ha constatado el Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales», señaló el presidente de la FGEE.

En cuanto a los canales de distribución, la mayor parte de los ejemplares de libros en formato digital se vendieron mediante plataformas específicas de distribución digital. Plataformas comerciales genéricas y otras plataformas vendieron libros digitales por un valor de 54,2 millones de euros. Mediante plataformas creadas por la propia editorial se vendieron 34 millones de euros en libros digitales, 28,5 %. Las plataformas conjuntas creadas con otras editoriales vendieron 3,4 % (4 millones de euros).

El libro de bolsillo

Las ventas de libros en formato bolsillo se incrementaron 1,4 %, un porcentaje de crecimiento similar al registrado en 2018, hasta los 94,66 millones de euros. El número de títulos editados también aumentó 2,2 %, hasta los 4.766. Se vendieron 12,7 millones de ejemplares, 2,8 % más. El número de ejemplares vendidos fue de 12,39 millones. El precio medio de los libros en este formato es de 7,44 euros, nueve céntimos menos que en 2019. En los últimos tres años el descenso del precio medio de los libros de bolsillo se ha reducido en 45 céntimos.

Canales de distribución

Las librerías y cadenas se mantienen como los principales canales de ventas de libros. Ambas suman 1.294,59 millones de euros, 53,4 % del total de la facturación. La venta de libros en librerías creció 1,4 %, mientras que las cadenas de librerías incrementaron sus ventas 6,9 %. «El sector editorial siempre ha considerado a las librerías como un eslabón imprescindible en la cadena del sector del libro. Ellas se encargan de establecer un vínculo entre el libro, los autores y los libros. Por eso, durante la pandemia hemos reforzado nuestro vínculo con libreros y distribuidores apostando por una salida de la crisis en la que nadie en el sector se quede atrás o acabe desapareciendo, un riesgo que no solo afectaría a la economía sino también a la cultura», señaló Miguel Barrero.

Las ventas en el resto de los canales, especialmente en las ventas de libros en papel por Internet obtuvieron un incremento de 7,6 %, similar al del año pasado.

Puedes leer este artículo gracias al patronazgo de Universidad del Rosario.
[16/09/2020 21:38:15]