Una acción colectiva en los Estados Unidos lleva a Amazon ante la justicia por concurrencia desleal
Redacción, 19/01/2021
Alegan que un acuerdo de venta al por menor con los cinco mayores editores de EE.UU. restringe el comercio e impide precios competitivos

En Estados Unidos, el bufete Hagens Berman, el mismo que demandó a Apple en 2011 por conspiración para fijar los precios de los libros electrónicos lidera una demanda colectiva contra Amazon por comportamiento anticompetitivo. En el proceso, abierto en un juzgado de Nueva York, el «Big Five» ─Hachette, HarperCollins, Macmillan, Penguin Random House y Simon & Schuster─ son presentados como «cómplices» por haber acordado restricciones de precios que promueven que los consumidores paguen de más por los libros electrónicos vendidos por Amazon.

En la demanda, los abogados reconocen que aunque los precios de los libros electrónicos cayeron sustancialmente entre 2013 y 2014, los grupos editoriales que conforman el llamado Big Five aumentaron inmediatamente sus precios en 2015 tras renegociar acuerdos con Amazon y siguieron manteniendo precios «supracompetitivos».

Hagens Berman afirma que la práctica viola la Ley Sherman, la ley antimonopolio de EE.UU. «El acuerdo de Amazon con sus cómplices supone una restricción irracional del comercio que impide precios competitivos», dice la petición inicial. «Este perjuicio persiste y no disminuirá a menos que Amazon y el Big Five sean parados», continúa la demanda.

En la demanda de 2011 contra Apple, Hagens Berman consiguió en la justicia americana que Apple y el Big Five tuvieran que pagar 400 millones de dólares.


Puedes leer este artículo gracias al patronazgo de Metabooks.
[19/01/2021 10:46:43]